30.8.04

Sir Pip, el caballero olvidado.

Revisando los viejos libros k estaban kriando polvo en mi estanteria he enkontrado unos k me gustaban especialmente kuando era un niño pre-adolescente. Eran los libro - juegos.

Los libro - juegos eran unos libros parecidos a un juego de rol. Te tenias k krear un personaje y kon el empezaba la aventura. Estaban divididos en sekciones y al final de kada una de ellas, el libro te daba a elegir entre varias opciones y, según la k eligieras, kontinuabas leyendo en una sekción u otra. Era algo así komo, "Ves un troll enorme buskando komida debajo de una arbol. Está de espaldas a ti. Si le atacas pasa al 345. Si huyes ve al 153".

Rekuerdo numerosas kolekciones de este tipo de libros: Elige tu Propia Aventura, La Maquina del Tiempo, Brujos y Guerreros.... Pero sin duda ninguna, la mejor de todas era La Busqueda del Grial. Aunke por el título pueda parecer k la kolekción trataba de ir buskando el grial, no es así. Era unos libros muy amenos y entretenidos y ahora me arrepiento de no haberlos komprado todos. Solo poseo uno aunke algunos de mis amigos me dejaron otros, en total habré leido unos 4 ó 5 de estos libros.

Eran los únicos libro - juegos k estaban tratados en klave de humor, pero además un humor parecido al de la película Shrek. Kon chistes para niños y frases kon doble sentido para los adultos. Tú eras un personaje llamado Pip, k era el hijo de unos granjeros al k el mago Merlin le hecha un sortilegio y traslada tu mente (sí, la tuya, la del lektor del libro) a su kuerpo. Todos los libros empezaban kon una explikación de Merlin k se metia en unos fregaos a kada kual más esperpéntiko. Un ejemplo del komienzo seria este párrafo.

"¡Eh, eh! ¿Hay alguien ahí? ¿Puedes oírme? ¿Puedes leerme?
Estoy hablando por una concha marina. Una caracola, para ser exacto. Cuatro caballeros y un macero piensan que estoy chiflado pero es que no saben nada de magia. No. Pues claro que no. Cuando uno es un hechicero, y tal es mi caso, puede emplear una caracola como si fuera un teléfono (lo que viene muy bien, puesto que en mi tiempo aún no se han inventado los teléfonos).
¡Eh! ¿Hay alguien al otro extremo de mi caracola? Aquí llamando desde Camelot. ¿Me oyes? Tú, sí. ¡TU! Ese que está ahí sentado leyendo el libro de «La búsqueda del Grial». Ese libro forma parte de mi magia. Sí, naturalmente. Y una parte muy importante.
Estás leyendo un SORTILEGIO. ¿Lo sabías? Lo escribí yo y lo envié a través del tiempo bajo la forma de un libro. Es un verdadero sortilegio. Capta tu mente cuando lees el libro. La atrapa como si fuera un pez cogido en una red. Al menos eso espero. Luego recojo la red y lo primero que adviertes es que te encuentras en mi tiempo. Tu mente, claro, porque tu cuerpo se queda más o menos en donde estaba.
Te gustaría visitar mi tiempo, ¿verdad? Está lleno de cosas interesantes. Caballeros, escuderos, justas, aventuras. Ese género de cosas. Es el tiempo del Rey Arturo, el tiempo de Camelot y de la Mesa Redonda. O de la Tabla Redonda, como la gente insiste erróneamente en llamarla.
Quiero que visites mi tiempo. Necesito que visites mi tiempo: hay cierto problema con los dragones, que tú solucionarás en un abrir y cerrar de ojos. Te será fácil visitar esta época. Basta con que sigas leyendo este libro; eso es todo lo que tienes que hacer. Pasa unas cuantas páginas y el sortilegio empezará a tener efecto. No es demasiado difícil, ¿verdad?
Casi se me olvidaba. Cuando llegues descubrirás que te has convertido en Pip , hijo adoptivo de un hombre libre, el granjero John, y de su esposa Miriam o Mary. Recientemente Pip ha estado llevando una vida bastante tranquila, pero todo eso se encuentra a punto de cambiar.
Tendrás que llevar dados contigo. Unos dados corrientes, de seis caras, a ser posible con sus puntitos correspondientes. Uno al menos, aunque mejor serían dos. También necesitarás un papel, algo con que escribir y una goma de borrar. Ese es el equipo que precisarás para empezar. Vete y recógelo antes de hacer ninguna otra cosa. Entonces podrás comenzar."


Kuando en la aventura, tu personaje moria, siempre akababa en la sekción 14, k era komo si dijeramos la muerte. Pero siempre se trataba kon mucho humor. Por ejemplo "Entras en una linda casa, las preciosas paredes empiezan a resquebrajarse, el fántastico techo se te cae encima, ve directamente al maravilloso 14"
. Tambien los personajes del libro se tomaban a koña el 14. Si te ibas a enfrentar a un mago poderosisimo te decia: "Preparate porque vas a acabar en el 14".

La kompañera de Pip era Excalibur Junior. Una espada parlanchina k no dejaba de darte la vara durante toda la aventura. También otros personajes aparecian en todos los libros de la kolekción, uno de ellos era Merlín, pero el más karismátiko era el Diablo poético. Era una especie de vampiro al k le enkantaba k todo el mundo elogiara sus rimas, pero eran malísimas. Yo siempre estaba esperando a ver donde salia, pork kada vez era en un sitio más inverosimil.

Redeskubrir este libro me ha hecho rememorar la infancia. A ver si estos dias k estoy de vakaciones puedo enkontrar alguna de estas joyas en la biblioteka o en algún merkadillo de antiguedades.

Este post está dedikado a todos akellos para los k el número de la mala suerte es el 14.

8 Comments:

Blogger Kuan-Ying said...

Yo llegué a leer un par de los de "Crea tu propia aventura", pero casi siempre hacía trampas!jejejej
Me ha gustado recordar akellos tiempos....

30 de agosto de 2004, 1:41  
Blogger Brocco said...

¿¿¿Elige tu Propia Aventura, La Maquina del Tiempo!!!! Uau, lo que molaban... Recuerdo que los cogía en la biblioteca... De los pocos que me regalaban terminaba sabiéndome de memoria todos los posibles recorridos ;)

1 de septiembre de 2004, 18:02  
Anonymous Anónimo said...

Chinga tu madre puta.

1 de septiembre de 2004, 18:07  
Blogger Babel said...

Juas!! Yo me devoré la colección completa de "Elige tu propia aventura" y "La maquina del tiempo"!!! Creo que todavía los tengo por ahí, pero no conozco la colección de la que hablas :-(

Por cierto, que le has hecho al anonimo del comentario anterior?

28 de septiembre de 2004, 21:41  
Blogger Grimalkin el Bardo said...

Ey! te mando un saludo desde la capital de México. Vaya divertida manera que tienes de escribir, te felicito por ello... había visitado tu blog hace unos días y quise ingresar hoy para leerlo con calma, pero ante este texto no me pude resistir... siendo adolescente me enganché seriamente con un par de ejemplares de "Dungeons & Dragons" que me prestó un viejo camarada, poseedor también de otros tantos libritos de "La máquina del Tiempo"... qué ratos divertidos los de leer esos librillos...
Cambiando de tema... qué pena que hayan manchado ésta página con una porquería como la que está líneas arriba...
buena vibra...

24 de diciembre de 2004, 0:33  
Anonymous Anónimo said...

La caña tronco! Mira que llevo tiempo devanandome los sesos intentando recordar como se llamaban aquellos libros.

Ya me gustaria a mi volverme a encontrar al jodio Diablo poetico, jeje (que tiempos, tu)
Que tengas suerte buscando, y a ver si los encuentro yo tambien.

26 de enero de 2006, 22:29  
Blogger justarius said...

La caña tronco! Mira que llevo tiempo devanandome los sesos intentando recordar como se llamaban aquellos libros.

Ya me gustaria a mi volverme a encontrar al jodio Diablo poetico, jeje (que tiempos, tu)
Que tengas suerte buscando, y a ver si los encuentro yo tambien.

26 de enero de 2006, 22:30  
Blogger justarius said...

Huy, lo he mandado dos veces...

26 de enero de 2006, 22:31  

Publicar un comentario

<< Home